El Banco de Inglaterra embargó el oro de Venezuela a pedido de EEUU


Hace pocas horas, y pasando las cosas en limpio, el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que lo ocurrido en el país caribeño en los últimos días fue literalmente un intento de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, planificado desde Colombia y EEUU para ejecutarse entre los últimos días de enero y principios de febrero. 


“Poderes fácticos de Colombia y EEUU soportaban las acciones asesinas y golpistas de (Oswaldo) García Palomo, que tuvo actividades intensas en octubre, noviembre, diciembre de 2018 y enero de 2019 (…) confesó que tenía tres días para el golpe militar el 27 de enero, o el 31 de enero, o el 3 de febrero”, explicó Rodríguez. 

El coronel Oswaldo García Palomo fue detenido el 30 de enero tras ser acusado por el Gobierno venezolano de estar implicado en un intento de magnicidio contra Maduro el 4 de agosto de 2018 en un acto público en el oeste de Caracas. 

Rodríguez presentó un video en el que García Palomo confiesa los planes del golpe y brinda detalles sobre lugares que se pensaban atacar en una de las tres fechas propuestas.Maduro acusó al expresidente colombiano Juan Manuel Santos (2010-2018) y la oposición venezolana del intento de magnicidio. 

En este contexto, el botín del golpe sería el petróleo, las riquezas naturales, el mirador geopolítico que ofrece el estratégico lugar que ocupa Venezuela en el mapa, y un aditamento que estaba fuera de los esquemas previos: el oro en Gran Bretaña.  

El diputado británico, Chris Williamson, criticó la decisión del Banco de Inglaterra -BoE- de embargar el oro de Venezuela, negando su entrega a la Administración del presidente Nicolás Maduro.

“Esos activos pertenecen a una nación soberana y que el BoE los embargue supone infringir todas las formas posibles de responsabilidad democrática”, denunció. Williamson se unió a la manifestación por el retorno del conjunto de reservas, con un valor estimado de unos 1.200 millones de libras (unos 1.500 millones de dólares), que había sido convocada para la hora inglesa del almuerzo por la Campaña en Solidaridad con Venezuela (VSC). 

“Lo que hemos visto en Venezuela es indignante y que el BoE entre en liza de una forma tan parcializada es completamente inaceptable”, agregó el político. La cancillería británica ha confirmado que el banco emisor estatal retiene una“importante cantidad de oro de Venezuela bajo contrato” y que el “presidente interino (Juan) Guaidó” aludió a dichas reservas en una carta que remitió a la primera ministra, Theresa May, el pasado 26 de enero.

“Es una decisión del BoE, no del Gobierno…, pero no hay duda de que al tomar la decisión tendrá en cuenta que muchos países del mundo están cuestionando la legitimidad de Nicolás Maduro y reconociendo a Juan Guaidó”, declaró en el Parlamento el secretario de Estado para las Américas, sir Alan Duncan, el pasado 28. “Sugerir que Maduro no fue elegido democráticamente es erróneo y me consterna que el Gobierno británico esté efectivamente actuando como el perrito faldero de Donald Trump”, denunció en una entrevista con Sputnik. 

Advirtió que sólo un “puñado de las 195 naciones del planeta han reconocido a Guaidó”.”Lo que Reino Unido debería hacer es pedir al BoE que devuelva el dinero a su propietario correcto, el Gobierno de Venezuela, y convocar a todas las facciones a una mesa de diálogo para llegar a una solución”, urgió. 

Williamson teme que la situación desencadene en una “sangrienta guerra civil, con cientos de miles de víctimas”. Considera que el envío de ayuda humanitaria solicitada por la oposición venezolana es una acción “diseñada a incrementar la presión y provocar el cambio de régimen” en Caracas.

“La ONU no ha aceptado la aseveración de Guaidó y Reino Unido debería exigir la apertura de conversaciones”, instó. La Cámara de los Comunes debatió la cuestión venezolana el pasado 28 de enero y este 7 de febrero.

Fuente: Sputnik – Nota de InfoNews